Quiénes somos


quines somosAnte la necesidad de crear mecanismos para sumar esfuerzos, conocimientos, iniciativas y sueños, en el mes de abril del año 2001, 23 radios comunitarias, establecidas en las provincias de Guanentá, Comunera y de Vélez, del Sur de Santander, se reunieron en un encuentro promovido por el Secretariado de Pastoral Social – SEPAS, la Delegación de Comunicaciones de la Diócesis de Socorro y San Gil y la Emisora Comunitaria la Cometa, para crear la Red Cooperativa de Emisoras Comunitarias del Sur de Santander – RESANDER Ltda.

 

Desde el año 2004, RESANDER hace parte del Sistema de Comunicación para la Paz – SIPAZ que integra las redes de medios comunitarios y alternativos de todo el país. Desde 2006 es miembro concertante de la Escuela de Liderazgo Democrático de Unisangil – Viva la Ciudadanía y de la Asociación Mundial de Radios Comunitarias – AMARC; también hace parte, como entidad concertante, de la MOE Comuneros – Misión de Observación Electoral. Desde 2007 se integra al Consejo Pedagógico de Economía Solidaria del Sur de Santander, posteriormente denominado CONES – Consejo Nacional de Economía Solidaria capitulo sur de Santander, y a partir de 2008 participa en el Comité Coordinador de la Red Experimental La Sonora, entidad miembro de la Asociación Latinoamericana de Educación Radiofónica – ALER.

RESANDER HOY

RESANDER es una entidad del sector cooperativo, actualmente con 35 radios comunitarias vinculadas y establecidas en  Santander y cuatro entidades asociadas que apoyan el proceso: el Secretariado de Pastoral Social SEPAS, la Delegación de Comunicaciones de la Diócesis de Socorro y San Gil, la Fundación Coomuldesa y la Asociación de Organizaciones Campesinas y Populares de Colombia, El Común.

Desde la Asamblea General de RESANDER de 2010 amplió su objeto social para vincular a otros medios de comunicación comunitarios y en otras regiones del departamento, modificando su razón social por Red Cooperativa de Medios de Comunicación Comunitarios de Santander – RESANDER Ltda.

RESANDER trabaja por el fortalecimiento de sus asociados; promueve que estos se constituyan en organizaciones socio-empresariales sólidas y fuertes; y vela porque su proyecto político, cultural y comunicacional sea claro y esté articulado a las realidades locales y regionales.